Aprende a manejar tus emociones y ningún sueño será imposible

Todo ser humano tiene una capacidad innata e ilimitada para soñar. No me refiero al aspecto onírico del sueño en este caso, sino a la capacidad para ver un futuro o una realidad que por el simple hecho de imaginarla, sea capaz de llenarnos de felicidad en un instante. La mayor dificultad con este tipo de sueños no está en los obstáculos y desafíos a resolver externamente, sino en el dominio de los pensamientos y emociones que se interpondrán en el camino a la hora de concretarlos.

 

Si te propusiera que cierres los ojos por un momento y evitando juzgar como posible o imposible te pidiera que imagines todos los detalles de una realidad soñada para tu vida, es probable que sientas un entusiasmo abrumador. El entusiasmo es consecuencia de pensamientos que se disparan en tu mente, basados en la expectativa de que algo "bueno" puede sucederte en el futuro.

 

Pero también es probable, que en la medida que el entusiasmo se apodere de tu emocionalidad, comiences a experimentar emociones que intenten ponerle freno a ese impulso. ¿Por qué? Simplemente porque de continuar cargándote de esa energía emocional te verías en la necesidad de tomar decisiones y acciones en la dirección de ese sueño y esto puede ser vivido como algo sumamente des-estabilizador. El freno aparece a modo de defensa contra eso nuevo que es percibido como un ataque a la comodidad de lo conocido y a la falsa sensación de control, seguridad y previsibilidad que creamos en torno a una imagen irreal de nosotros mismos.

 

"El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional"

 

Muchas veces uno decide convivir con el sufrimiento permanente que genera el haber postergado, reprimido o rechazado los sueños y aspiraciones, que enfrentar ciertas emociones displacenteras intensas pero de duración pasajera. Por ejemplo el temor a ser rechazado por el entorno, la tristeza de dejar atrás aquello ha definido tu identidad hasta este momento, la frustración cuando las cosas no resultan de acuerdo a tus expectativas o la soledad típica del proceso creativo de un proyecto de vida basado, no en los que los otros esperan de vos, sino en lo que dicta tu singular misión personal. 

 

 

Las voces del miedo a la felicidad

 

Quizás no lo vivas concientemente desde un plano emocional, pero si tal vez se haga más evidente en las conversaciones y pensamientos internos que se apoderarán de tu mente en más de una oportunidad. "Bajá a la tierra", "Eso es imposible", "No es para mí", "No puedo, no tengo, no sé...", "Será para más adelante", "Hace falta dinero que no tengo", "Qué van a pensar de mí", "Ya es demasiado tarde", "Tengo responsabilidades y no debo asumir riesgos", ... todas voces que podrían resonar desde esa línea de defensa del status quo.

 

¿Qué hay detrás de estas voces?... En los cimientos de toda esa construcción emocional, se encuentra una simple pero poderosa emoción que es... el miedo. El miedo es la emoción opuesta y complementaria del entusiasmo. El miedo es consecuencia de pensamientos que se disparan en tu mente, basados en la expectativa de que algo "malo" puede sucederte en el futuro. El miedo es la emoción que mejor te sabe cuidar del peligro y en eso resulta de gran valor, pero en muchos casos puede transformarse en tu peor consejero.

 

La definición más escalofriante del infierno que he escuchado, dice que el infierno es el encontrarme en mi lecho de muerte, mirar para atrás y darme cuenta que mi vida no ha tenido sentido. Dejar de lado tus sueños tendrá consecuencias severas que se manifestarán tanto en el plano emocional, como en el de tu salud psico-física y el de tus relaciones. La resignación a llevar una vida mediocre por considerar que la grandeza no es algo posible o alcanzable, irá tiñendo de cinismo, de pesimismo, de bronca y de una profunda tristeza toda tu experiencia cotidiana al punto de enfermarte tanto física como espiritualmente. 

 

 

Si tenés la capacidad para soñar también la tenés para hacer de tus sueños una realidad

 

La buena noticia es que podés aprender a manejar tus conversaciones internas y ponerlas a trabajar a tu favor. No sos tus pensamientos ni tus emociones ya que todos estos aspectos de tu individualidad pueden transformarse. El futuro no está escrito o determinado por tu pasado, tu contexto o circunstancias. Se encuentra absolutamente en tus manos porque en cada momento de tu presente tenés la posibilidad de elegir tu respuesta a todo lo anterior. Ir en busca de los sueños tal vez no sea el camino más fácil, ni el más lógico, ni el más transitado.. es cierto. Pero es sin dudas el único camino que puede llevarte a la felicidad y a la auto-realización.

 

Si nos permitís, podemos ayudarte...

 

Cambiá tus vacaciones, cambiá tu vida!

Elegí.. Vacaciones que dejan Huella

www.turismodeexperiencias.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Qué te proponen nuestras "vacaciones que dejan huella"

June 24, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes